Empresa familiar e historia

Como empresa familiar e independiente con más de 100 años de experiencia y, gracias a nuestras amplias posibilidades, vemos el futuro con un gran optimismo. Nuestra decisión de centrarnos en el aluminio desde el inicio nos ha permitido convertirnos, desde entonces, en uno de los fabricantes europeos líderes en alambres de aluminio. Llevamos medio siglo dedicándonos intensamente a la producción de alambre de aleaciones de aluminio para soldadura.
 
El origen de la fábrica de alambres de Elisental se remonta al año 1919. En aquel entonces, Willi Erdmann se hizo cargo de una pequeña fábrica en Neuenrade, en la que se fabricaba alambre de resistencia. Tras las primeras obras de modernización y de ampliación, se aumentó la producción con alambres para encuadernación y para floristas, así como alambres de cobre desnudo y esmaltado.
 
Pronto se reconoció el futuro del joven material de aluminio, con sus inagotables posibilidades de aplicación, mediante las diferentes aleaciones de aluminio. Elisental puede afirmar haber sido el productor de los primeros alambres, y en especial de los primeros alambres de hilo fino de aleaciones de aluminio y magnesio.
 
En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, Wilhelm Erdmann asumió la dirección de la empresa en la segunda generación de la familia y ya en febrero de 1946 se pudo reiniciar la producción tras los desórdenes de la guerra. Hoy en día se procesan principalmente aluminio y aleaciones de aluminio. La experiencia previamente adquirida con este material ha beneficiado a Elisental en estos últimos años de rápida expansión.
 
Además de nuestra certificación según la norma ISO 9001:2015, contamos desde principios de 2018 con la certificación IATF 16949:2016. Gracias a nuestra experiencia como trefiladores, a nuestros materiales innovadores y gracias también a nuestra flexibilidad y a una rápida capacidad de adaptación, hemos sido capaces de mejorar nuestra posición en el mercado de forma continuada. Estamos comprometidos con la tradición de una empresa familiar que lleva muchos años establecida en el mercado. La gestión continúa estando en manos de la familia fundadora, actualmente con la tercera y la cuarta generación.